No tengo tiempo...


Una de las frases más dichas por alumnos de IV medio es “no tengo tiempo”. Bastante lógico si pensamos en todo lo que la vida espera de nosotros: cumplir con las obligaciones académicas, mantener una buena salud, y pasar tiempo de calidad con amigos y familia. A eso le sumamos dos grandes factores que alteran toda la ecuación; la PSU y el año de “mi último todo...”, y ahí empiezan los malabares para disfrutar lo más posible el último año en el colegio, sin olvidarse del NEM y de subir los puntajes en los ensayos para rendir una buena PSU. ¿Sencillo, no?

¿Cómo esperan que uno sea capaz de hacer todo eso sin volverse loco de tanto estrés? A lo que respondemos... con una adecuada organización del tiempo...¡Ah! Obvio, cómo no se me ocurrió antes. Sabemos que se te ocurrió y también sabemos que es difícil, por eso ahora vamos a pensar juntos cómo organizar mejor tu tiempo.

Es posible organizar la vida de una persona en 7 grandes ejes: los amigos, lo cual incluye a tus compañeros de curso, del preu, tu pololo o polola, a los de la liga, etc. El trabajo, que si bien puede que no trabajes formalmente, sí cuentas con actividades extras como la preparación de la PSU. La espiritualidad, la cual podemos ver en toda la magia que engloba 4to medio; el polerón de curso, el aniversario, el último primer día. Obviamente incluimos a la familia y también al ámbito académico - pruebas, tareas, electivos y todo lo enfocado al colegio -. Como últimos ejes están la salud, potenciada a través de una buena alimentación, vacunarse, un adecuado descanso y actividad física, y el ocio, donde entran esos momentos de mirar la nada en las mañanas, el ver un capítulo más en Netflix, escuchar música, pasar horas en el feed de Instagram...

Y ahora debes pensar... ¿Cómo se supone que haga todo eso en un solo día?

No es por sorprenderte, pero lo has estado haciendo por más de 12 años. La diferencia es que antes tenías más ayuda para organizarte: En el colegio todo se regía por un horario que incluía tus horas de clases, deporte, horas de almuerzo y hasta tiempo de ocio (recreos). Después al llegar a tu casa tenías una estructura, llegabas a hacer tus tareas, comías, tenías uno que otro rato de televisión, computador o juego y después a dormir - donde además en tu casa se preocupaban de que no trasnocharas y pudieras descansar -. Eso suele funcionar bastante bien cuando uno es niño. Pero ya te estás acercando a los últimos momentos en el colegio, y hay que considerar el preu, los electivos, los amigos, las pruebas y ganar las alianzas sí o sí. Es lógico que te sientas abrumado, pero esta vez pasa porque eres más dueño de tu tiempo y ninguno de nosotros nace siendo experto en gestión del tiempo. Aquí es donde empiezas a trasnochar para terminar el trabajo de historia, aparte tienes que estudiar para la prueba de funciones y decides hacerlo en el recreo, en clases de matemática estudias lenguaje, y los viernes en el preu estás pensando en que por fin es viernes y te vas a juntar con tus amigos.

Pero la solución no es tan complicada. Lo primero que debes hacer es enlistar TODO lo que haces en un día incluyendo esos minutos de mirar la nada después que suena el despertador. Después intenta ir asignando el tiempo exacto que usas en cada actividad. Te darás cuenta que probablemente son más de 24 hrs. Debes considerar que muchas actividades se pueden realizar en simultáneo, por ejemplo, estudiar con compañeros o comer en familia. Por último, organízalas de la

más a la menos importante e intenta ir de a poco adecuando los tiempos de acuerdo a la prioridad que le das a cada una de ellas.

Una vez que tengas enlistadas todas tus actividades del día las puedes organizar en un horario semanal como el que te entregan en el colegio, pero más detallado aún, incluyendo la materia que vas a estudiar, dónde o con quién te vas a juntar, etc. La idea es que te vayas acostumbrando a visualizar tu semana, evitando que se te olviden compromisos importantes y no dejar todo a última hora (a quién no le ha pasado). Al inicio puede que sea difícil y hasta un poco tedioso, pero la sensación de ser más dueño de tu vida y ser capaz de ir tomando decisiones sobre qué consideras más importante hacer primero, te va a generar mucho alivio. Hay que recordar que no todos los días y semanas son iguales, y por lo mismo, las prioridades diarias van cambiando.

Una ayuda memoria. Dentro de las actividades más importantes entran el dormir y descansar el tiempo adecuado, comer de manera saludable y en horarios - evitar saltarse las comidas es algo muy difícil cuando uno no les asigna un tiempo específico – y por supuesto, debemos incluir las horas dedicadas al estudio y repaso. A éstas las podemos llamar “actividades núcleo”, las cuales son fijas y componen el esqueleto de nuestro día. Después agregas las actividades libres, que son aquellas que pueden mezclarse con las “núcleo”: El tiempo con la familia y los amigos. Ahora, debes tener en cuenta que las actividades núcleo no se mezclan entre sí. Por ejemplo, no es tan buena idea comer mucho antes de dar un ensayo, pero sí puedes comerte un snack mientras estudias. Es importante destacar que el descanso es una actividad núcleo, por lo tanto, es necesario que tengas tiempo para distraerte a lo largo del día. Si uno lo piensa, las horas de descanso existen en todos los ámbitos: En el colegio y el preu tienes un recreo o un break al igual que en las maratones. Pero también hay que equilibrar la balanza y no usar la mitad del día (12 horas) en distracciones o relajo (celular, computador, dormir, pasear).

La sensación de que le faltan más horas a nuestro día es muy real. A muchos de nosotros nos gustaría tener un reloj que parara el tiempo o la capacidad de hacer muchas cosas a la vez. Pero no necesitamos magia, necesitamos priorizar. Cuando algo nos importa le dedicamos naturalmente más de nuestro tiempo, e incluso cuando ese tiempo es escaso, le dedicamos tiempo mental (es decir, pensamos mucho en ello). Pero a veces cuando las cosas son importantes, como prepararse para la PSU o esa prueba de biología, las terminamos dejando de lado porque no nos gustan tanto. Si es algo es importante, debería estar en nuestro calendario, y si además es difícil de hacer, va a requerir más tiempo. El hecho de que lo tengas presente te va a ayudar a decidir cuánto tiempo le puedes (y quieres) dedicar a ciertas actividades. La decisión es tuya.

Departamento de Orientación

orientacion.gauss@sacateun7.cl

Tenemos calendarios mensuales para ti!

#PSU #Preuniversitario #orientación #PreuGauss #Consejos #Estudio

332 vistas

Estudia en el mejor y más grande Preuniversitario Personalizado de Chile

  • Whatsapp
  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn